Fin 2016 2017

No hay palabras que puedan explicar los sentimientos que se enredan cuando un ciclo escolar se cierra.  Vidas que se encontraron desde los primeros pasos y se separan ahora que las puertas de la adolescencia empiezan a abrirse.  Aprendizajes, experiencias, errores y aciertos que van conformando historias, van construyendo cimientos, van armando el caracter y modelando el corazón.

No hay palabras para describir el gozo que siente mi corazón al ver a los niños crecer, lograr retos que parecían tan difíciles y alcanzar metas que se veían tan lejanas.

No hay palabras para agradecer las sonrisas, las miradas, los abrazos, las lágrimas y los silencios. No hay, porque lo que se arma con sentimiento dificilmente se desarma y la horma que se va modelando alrededor de vidas pequeñas queda en la memoria de los armadores que recuerdan el diseño de cada obra, de cada diseño.

El Guía Montessori es observador de su obra, y soríe con lágrimas cuando constata que los pequeños que lo acompañaron en el transcurso de un ciclo, pueden tomar un camino aparte y pisar firme, guiados por su corazón, un corazón que sabe ser libre porque se fortalece en su responsabilidad y compromiso con su mundo, con la vida, con la humanidad.

Gracias a todos los pequeños que armaron este Año de Aniversario.  Ha sido un año con contrastes preciosos que armonizaron entre agudos y graves los tonos del ir y venir de la sinfonía que se compuso. 

Gracias a los padres de familia por confiarnos su más grande tesoro.  Nuestro compromiso se refrenda y estaremos listos y felices de iniciar el 21 de agosto de 2017, una nueva aventura de vida con sus hijos, con nuestros niños. Construyendo la vida, desde el corazón, conscientes de trabajar con almas.

¡Felices vacaciones!

 

Tita Llerandi,

Coordinadora, Montessori de Cancún

 

Nautilus shell Cropped1

 

En unos días se llevarán a cabo las "Clases Abiertas Montessori" en las que los niños presentarán los materiales de algunas áreas de la Educación Cósmica es el término dado por María Montessori al método de enseñanza aplicado a los niños de 6 a 12 años conocido como “Taller”.

El currículum en Taller se basa en la relación armoniosa entre lo animado y lo inanimado, quienes han colaborado en la creación de la Tierra realizando cada uno su propia tarea: el cosmos.

En un principio los elementos de la naturaleza se conjuntaron para trabajar y construir las grandes masas de tierra, al hacer esto, contribuían a la creación de un medio ambiente que daría la bienvenida a los aspectos animados de la vida tal como lo conocemos ahora. Ejemplo tras ejemplo en las criaturas vivas, podemos ver que cada organismo de manera individual trabaja para sustentar su propia vida, pero al mismo tiempo, inconscientemente, realiza un servicio que contribuye al mantenimiento de la armonía del Universo entero.

Por ejemplo, la hoja, quien al tomar el dióxido de carbono para elaborar su propio alimento remueve del ambiente este elemento tóxico para la vida animal, a su vez provee al aire del oxígeno, elemento principal para la vida.

Esta relación entre un componente y otro no se limita sólo a este ejemplo, puede ser visto una y otra vez en todos los procesos de la vida que se llevan a cabo en nuestro planeta.

María Montessori estaba consciente de la relación entre la vida y el ambiente es por eso que habla de “tareas cósmicas”. Cada elemento de la naturaleza, por el simple hecho de existir, realiza una tarea que ha mantenido el balance a través de los tiempos. Es como si todo en su existencia tuviese un doble propósito.

Este balance es delicado y la armonía puede ser modificada por la más mínima alteración en el comportamiento de los elementos de la Tierra, ya sean animados o inanimados. Si seguimos esta línea de razonamiento podemos considerar que así como los animales, los seres humanos somos parte de esta totalidad cósmica.

El ser humano, por el simple hecho de poseer conciencia, se encuentra en una mejor posición dentro del reino animal para visualizar esta realidad cósmica y descubrir su rol en el Plan Cósmico, pero debido a esto, su responsabilidad es mayor.

Debido a las características del niño de 6 a 12 años, Montessori dijo que “Ya que hay que brindarle tanto al niño, démosle una visión de todo el Universo. El Universo es una realidad imponente, una respuesta a todas las preguntas. Debemos andar juntos este camino, pues todas las cosas son parte del Universo y están conectadas entre sí para conformar una completa unidad.”

Cuando entendemos el significado e importancia de Educación Cósmica encontramos que una parte del todo, “El niño” es el componente en el cual la sociedad debe sustentarse. La Dra. Montessori lo llamó el “último agente cósmico”, el cual antes de actuar de manera responsable, debe conocer el todo y reconocer cómo cada elemento se relaciona y depende de otros.

El currículo de Taller tiene que ser el Universo, sus componentes, sus habitantes y sus historias. No lecciones de los libros para ser escuchadas en secuencia, memorizadas, evaluadas y calificadas.
Por lo tanto, ¿Qué es la Geografía? Sino la historia de la Tierra y cómo comenzó a ser lo que hoy es siguiendo las leyes dadas a las sustancias que la formaron.

¿Qué es la biología? Sino la historia de la venida de la vida a la Tierra para preservar la armonía del mundo y para adornarlo con belleza, color, forma, esencia y variedad.

¿Qué es la historia? Sino la historia de los seres humanos que vinieron a completar el Plan Cósmico para dar movimiento al tiempo de la creación del Universo, y sin los cuales ese plan jamás se hubiese completado.

¿Qué es el lenguaje? Sino las historias que los seres humanos han escrito sobre ellos mismos; la realización del poder que reside en la mente del hombre para transmitir ideas a los demás.

¿Qué son las matemáticas? Sino otro lenguaje creado por los hombres y que contienen formulas, aritméticas, geometría y álgebra, todo ello para poder transmitir sus inventos.

¿Qué es la ciencia? Sino la invención del hombre para perfeccionar su territorio material y desarrollar un medio para satisfacer sus necesidades físicas.

¿Qué son la música y el arte? Sino otros lenguajes que a acompañan al lenguaje de las letras, una creación de pintura y color, escultura y melodía, piedras preciosas y ritmos que plasman las ideas de la mente del hombre y la expresión de su espíritu.

 

Escrito por Céline Hameury en Montessori Hoy


creatividad 1Sir Ken Robinson, tanto en el artículo de prensa, en la entrevista con Punset como en su conferencia en Ted, nos habla de la importancia de la creatividad, nos cuenta sus beneficios, y critica la poca creatividad que en su opinión hay en las escuelas.

Comparto su punto de vista, sin embargo, también me habría gustado, entrever propuestas de solución a este problema. Es decir, en la práctica, ¿cómo podemos mejorar la creatividad en nuestros alumnos? Si bien es verdad que no existen las recetas perfectas en educación, me gustaría tratar de analizar las diferentes formas de fomentar la creatividad en las escuelas infantiles.

Hablando con mis colegas en las escuelas infantiles tanto públicas como concertadas o privadas de mi ciudad, pude observar como muchas profesoras utilizan la fantasía para introducir y trabajar la creatividad. Piensan que a base de cuentos fantásticos, pueden fomentar la imaginación y así la creatividad de los más pequeños.

creatividad 2Así que me puse a tratar de definir los términos creatividad, imaginación y fantasía para ver si existía una correlación entre ellos. Según la RAE, la creatividad es “la facultad de crear o la capacidad de creación. “ La fantasía, es la facultad que tenemos para crear en nuestro cerebro sucesos, imágenes mentales que no pertenecen a la realidad conocida.” La imaginación, es muy parecida a la fantasía, es la facultad que tenemos para representarnos mentalmente imágenes y hechos reales o ideales.

Parece ser, por consiguiente, que leer a los niños cuentos fantásticos, y hablar sobre ellos, no es bastante para desarrollar su actitud creativa, porque al escuchar los cuentos, solamente usan su imaginación o su fantasía pero no crean nada nuevo.

En otras ocasiones, observe una amiga y compañera de trabajo, proponer un taller de arte a los niños de 4 años de edad, con este mismo objetivo. Les proponía, tal como se ve en el taller propuesto en el vídeo de Punset, muchos materiales y libertad para “crear” con ellos. Pero como bien nos lo dice la Doctora Montessori en su libro La educación de las potencialidades Humanas:

“Los educadores modernos sostienen que al niño hay que dejarle libertad para que aprenda lo que más le guste, sin ningún tipo de preparación previa de su interés. Eso es como construir sin tener una base firme; se parece a las posturas políticas que brindan libertad de palabra u de voto, pero no educación; ¡hay derecho a expresar las ideas, pero no hay ideas que expresar ni poder de reflexión! Lo que necesita el niño, tanto como la sociedad, es que lo ayuden a edificar sus facultades mentales, sin dejar nunca de lado el interés, así podrá crecer de forma natural y en libertad.” (M. Montessori, 1948)

Si volvemos al artículo propuesto, Sir Ken Robinson nos dice que las claves son: La pasión, el interés, la práctica y el esfuerzo continuo. Podemos concluir según lo que nos dice la doctora Italiana y el profesor Robison, que dejar que los niños trabajen el arte, con diferentes materiales y técnicas tampoco es bastante para despertar en los niños la creatividad, porque aunque pueda que sea de mucho interés para algunos de los niños, puede que no sea más que un pasa tiempo para los demás.

Entonces, ¿cómo conseguir que cada alumno y alumna encuentre este “don” que tiene desde el nacimiento? Y sobre todo ¿cómo invitarle a que lo desarrolle, que lo fortalezca, que lo domine?

creatividad 3Una vez más encontré la solución en las propuestas de la Doctora Montessori. Efectivamente, Montessori propone, desde casi el nacimiento preparar el ambiente de manera que el niño tenga libre acceso a todos los materiales. Estos materiales son científicamente diseñados para responder a las necesidades de los niños, y darle la oportunidad de, según su interés, descubrir todas las áreas del conocimiento. Cada material es previamente introducido por una educadora formada. Y una vez que el niño este introducido en los diferentes aparatos, está libre de investigar, profundizar, CREAR. Además al no existir ninguna rigidez temporal estructurada, el niño tiene toda la libertad de practicar, repetir y finalmente dominar su ejercicio.

Al igual que Sir Ken Robinson, estoy convencida de que la creatividad no tiene por qué ceñirse al arte, sino que en cada trabajo, en cada actividad, se puede ser creativo. Desde adornar la clase con un ramo de flores, poner la mesa, escribir un poema, pero también resolver un conflicto o proponer un nuevo tema de estudio. Y que un niño que es capaz desde la más pequeña infancia, al igual que los co-creadores de google, de explorar su mundo en total libertad, de modificar su entorno, de descubrir lo que le apasiona y dedicarse a ello plenamente, será un adulto lleno, seguro de sí mismo, con una paz interior que le ayudará a crear en su propio ámbito y mejorar así su entorno, es decir, mejorar la sociedad en la cual vivimos todos.

 

Agradecemos a Samantha Villanueva por su colaboración especial con este artículo que seguramente resultará muy interesante para nuestra comunidad.

Cómo practicar la empatía entre padres e hijos

Parecería fácil, en teoría, entender los sentimientos de los demás; pero, si analizamos lo que hacemos cuando alguien nos dice lo que siente, no es tan sencillo recibir. Y es que nos cuesta ponernos en los zapatos de otros, nos gusta ser escuchados de entrada, pensamos que nuestra opinión es más importante. Sin embargo los sentimientos no se pueden negar ni cambiar, si los recibimos activamente podríamos tener relaciones más satisfactorias para las dos partes.

Esta reflexión se aplica entre todas las relaciones humanas, de adulto a adulto, de adulto a niño y de niño a niño, sin embargo, nos enfocaremos a las de niño-adulto.

Es muy común que podamos aceptar las conductas de los niños siempre y cuando no nos hagan enojar o sentir ansiosos.

Ejemplos:

Niño: ese programa de tv estuvo muy aburrido
Padre o madre: no es verdad, estuvo muy interesante
Niño: no le entendí...
Padre o madre: fue muy educativo
Niño: fue tonto
Padre o madre: ¡No hables así!

Niña: mi abuela me cae mal
Padre o madre: lo que acabas de decir es terrible, ¡no quiero que lo vuelvas a repetir!

Aquí tenemos otros ejemplos de comentarios que conducen a la negación automática de los padres o maestros:

Niño: no me gusta el nuevo material.
Maestro: ¿Cómo respondes negando su sentimiento? ¿Cómo recibirías su sentimiento?

Niño: Mi fiesta de cumpleaños estuvo aburrida
Padre o madre: ¿Cómo respondes negando su sentimiento? ¿Cómo recibirías su sentimiento?

Niño: no quiero usar el paladar, no me importa lo que el dentista diga!
Padre o madre: ¿Cómo respondes negando su sentimiento? ¿Cómo recibirías su sentimiento?

¿Cómo puedo empatizar?

La empatía no es otra cosa más que escuchar activamente y tratar de comprender desde la perspectiva del otro.

Esperar hasta que el niño termine y no anticipar los hechos.
Ponerse al nivel de sus ojos y mirarlo.

No dar tu opinión hasta que hayas escuchado las versiones completas.

Si comentas que sea: ¡0h! ¡Ah! “entiendo” ¡Guau!

No preguntes ni aconsejes.

Puedes usar la imaginación para convertir los deseos en realidad: cuando conviene dar los consejos y guía es en otro momento de la conversación. Cuando hay conflicto entre padre e hijo, es importante escuchar la versión del niño primero, cuando termine completamente tu puedes decir cómo te sientes.

En el caso de un conflicto entre dos niños, es importante escuchar la versión de los dos. Todos merecemos ser escuchados en nuestra versión de los hechos, antes de emitir juicio alguno.

 

Ahora, a ejercitar:

¡No sé por qué los maestros nos abruman con tanta tarea! (contestar entendiendo la perspectiva del chico).

Hoy tuvimos deportes y no pude anotar ni un gol (contestar entendiendo la perspectiva del chico).

Se fue mi maestra de la ciudad (contestar entendiendo la perspectiva del chico).

Niño: no me gusta el nuevo material
Maestro: (contestar entendiendo la perspectiva del chico).

Niño: mi fiesta estuvo aburrida
Padre: (contestar entendiendo la perspectiva del chico).

Niño: no quiero usar el paladar, ¡no me importa lo que el diga el dentista!
Padre: (contestar entendiendo la perspectiva del chico).

Es importante no privarlos de sus necesidades vitales (sus comidas, sacar su energía en el descanso de la escuela, etc.) porque puede ser contraproducente. En el caso de un niño con mucha energía que sea castigado con no salir al recreo, puede resultar peor portado porque no pudo sacar esa energía fuera del aula.

También es importante describir los halagos y las reprimendas, los hechos ayudan que el niño entienda qué es lo que hizo correctamente o incorrectamente. Cuando dices: ¡“muy bien!” el niño se siente bien, pero no sabe con exactitud qué hizo bien. Cuando describes: "¡pusiste toda tu concentración en esas ecuaciones matemáticas!” puede realmente subir su autoestima. Lo mismo pasa con las reprimendas, si dices ¡muy mal! no hay aprendizaje: describe lo que estuvo mal.

De la misma forma pensar en la consecuencia adecuada y que tenga relación con lo que hayan hecho.
Es común que dejemos a los niños sin iPad o tv cuando no limpiaron su cuarto, por ejemplo.

¿Te has dado cuenta de toda la reflexión que se requiere para hacerle saber a un niño o adulto que sí sabes lo que está sintiendo?

Recomiendo mucho la lectura del libro que señalo en el próximo párrafo. Lo considero práctico, con ilustraciones y se puede consultar todo el tiempo. También existe la versión para adolescentes.

Faber Adele, Mazlish
Cómo hablar para los niños escuchen y cómo escuchar para que los niños hablen
Harper Collins Publishers
Nueva York, 2005

 

DE LA COLECCIÓN “PATERNINDAD DEL NUEVO MUNDO”     ESCRITO POR GARY C. GOODWIN

La intimidación es un fracaso de la justicia. El niño se siente rechazado, lo que es injusto pues no tiene nada que ver con quién él es. Los intimidantes de los parques infantiles de ayer, se han convertido en los acosadores cibernéticos de la actualidad, una preocupación de proporciones trágicas en las escuelas e incluso universidades. Las estadísticas reales relacionadas con incidentes de acoso cibernético son difíciles de conseguir. Uno puede imaginar, sin embargo, que simplemente estamos viendo la punta del iceberg cuando los informes aparecen en los medios.

Un indicador importante de su presencia a nivel general ha sido señalado por investigaciones realizadas por grupos de educación; sin embargo, son pocos los estados que han respondido a la preocupación del acoso cibernético de una manera visible. Reconociendo su efecto en el frente comercial, Google ha ofrecido recursos para ayudar a prevenir el mal uso de sus redes por los agresores cibernéticos y ha publicado una serie de sugerencias para los padres que luchan para hacer frente a las amenazas a sus hijos, a través de videos de ayuda en línea. Por su parte, Facebook ha tomado medidas para frenar las páginas, que hayan sido utilizadas como vehículos para ataques de este género. Pero aún con la creciente atención a la intimidación cibernética, son numerosos los casos generados

Por mucho que nos impresione (pues es una situación insidiosa y preocupante), de alguna manera no estamos totalmente sorprendidos por ello. La complejidad del problema se deriva de fuentes totalmente reconocibles y previsibles. Los teléfonos celulares y otros dispositivos portátiles llegaron a nuestra sociedad para quedarse como herramientas de fácil acceso para las comunicaciones. Sin embargo, la madurez social y emocional necesaria para el uso exitoso de ellos, se ha quedado atrás, sobre todo para los usuarios más jóvenes. Los teléfonos celulares de hoy son computadoras móviles que incluyen mensajes de texto, redes sociales y otras herramientas que, colocados en manos de los niños sin una adecuada preparación, protección y monitoreo, se vuelven armas peligrosas; a pesar de que se ofrecen como herramientas para su seguridad, como de hecho debería ser. El dilema para los padres puede ser la forma de trazar la línea entre la seguridad y el uso indebido de los aparatos. Los padres de hoy se preocupan, y con razón, de que los niños están muy por delante de ellos en la curva de aprendizaje de hardware y software, que a su vez puede ser mal utilizada fácilmente.

A través de mensajes de texto y fotos, los niños se ven ingeniosamente comprometidos en situaciones indelebles y líneas de tiempo y del espacio cibernético. Si personalmente no lo han hecho, otros (amigos de la escuela y conocidos) son capaces de hacerlo, difundiendo mentiras maliciosas y de manera aún más sinuosa, asumiendo la identidad cibernética de una persona y haciendo mal uso de ella para crear el caos dentro de la escuela o de la comunidad social.

Es como si las llaves del auto le fueran entregadas a un niño. Todos nos sentimos comprometidos con el cuidado de los niños en cuanto a conducir un auto e refiere. Hablando de teléfonos celulares en las manos de los niños, los peligros de los que se hablan son emocionalmente tan violentos como físicamente peligrosos son los autos.

Muchos niños son capaces de manejar su libertad con responsabilidad al momento de usar estos. Sin embargo, recordemos que son fácilmente influenciables por un grupo. El intercambio de mensajes con información benigna entre amigos puede darse durante todo el día, durante todos los días, pero basta un solo encuentro con una persona cuyas intenciones no sean altruistas para que esto cambie. Un estudiante molesto por un insulto, o por una mentira venenosa puede conducir a un efecto dominó de chismorreo mezquino o incluso terminan en una conspiración de ataque cibernético por un grupo de otro estudiante. Los chicos se sienten protegidos por la distancia social que crea el teléfono celular que promueve el abanico de oportunidades para acercarse a un grupo numeroso.

¿Por qué es el acoso cibernético tan frecuente? Tengamos presente que estamos frente al resultado natural de la disponibilidad de la tecnología y sus herramientas como un hipervínculo para atormentar a los compañeros que han caído en manos de un intimidante, (sucedía en el patio trasero de los colegios en donde el más fuerte golpeaba a los débiles). En el mundo de los ataques cibernéticos el golpe es silencioso, no hay intercambio de palabras desagradables ni puñetazos en público. El autor está disfrazado por el anonimato del dispositivo de comunicación y tiene la posibilidad de eliminar los rastros del remitente del mensaje que circula entre varios usuarios. El agresor puede tener el máximo impacto con el compromiso mínimo. Los niños que no tienen una identidad completamente desarrollada ni el sentido de sí mismos, se involucran en comportamientos que los respaldan más lejos de ese objetivo.

Thomas Merton, en "Conjeturas de un espectador culpable" habló de la paradoja entre el poder y la vulnerabilidad. Mientras que "poder" se define como socialmente ventajoso y deseable, se tiene una noción equivocada de “vulnerabilidad” como la capacidad de la condonación tolerante, abierta y compasiva. Merton sintió que la fuerza genuina surge solamente de la vulnerabilidad. La pantalla flagrante y el uso egoísta del poder son un reconocimiento de la incapacidad de profundidad. Tal vez es esta misma paradoja que se lleva inconscientemente a las vidas de los niños con las herramientas del mundo cibernético. Los niños, por su propia naturaleza, son vulnerables.

El peso emocional de la mentira y el chisme es tan opresivo para la mayoría, como lo es el impulso de utilizar estas herramientas para la venganza. Incluso en una escuela Montessori, los niños no sólo son vulnerables a las presiones sociales negativas, sino también al deseo y curiosidad de experimentar sentimientos, propios de esas edades. La diferencia se encuentra en la forma en la que la Educación por la Paz es desarrollada, pues los niños están protegidos por la escuela por el factor intrínseco en el que se está desarrollando la madurez social y el conocimiento de otros sentimientos en los que los niños, durante años, han sido guiados a través de muchas situaciones que implican respeto y consideración por los sentimientos de los demás. Se trata de generar empatía.

¿Quién está a cargo cuando el acoso cibernético ocurre? Las capacidades de los mensajes de texto instantáneos y de las redes sociales a través de las computadoras y teléfonos celulares crean una pequeña lista de las herramientas utilizadas en la comisión de la intimidación cibernética y los comportamientos antisociales relacionados. Las escuelas se encuentran entre la espada y la pared pues dependen en gran medida de los padres que permiten el uso de esas herramientas y la cuestión de privacidad que tienen los estudiantes como usuarios de ellas. La escuela debe estar pendiente de este delicado punto entre las demandas de los padres que permiten el uso de los aditamentos y los derechos percibidos de los estudiantes que llevan estos dispositivos y que aún no son totalmente responsables sobre su uso.

Las escuelas públicas en particular, están menos capacitadas para aplicar efectivamente las normas sobre el uso de teléfonos celulares, mientras que las escuelas privadas son más capaces de manejar las reglas dentro de la institución para limitar la voluntad política de los estudiantes. Las escuelas que son financiadas y operadas públicamente, se han enfrentado a una oposición significativa por parte de los padres cuando han tratado de controlar el uso de teléfonos celulares durante el horario escolar. Las condiciones en algunas escuelas pueden ser tan peligrosas en algunas sociedades que los padres les dan el teléfono a los hijos para comprobar su bienestar.

La otra cara de esta moneda es la falta de control que los padres han tenido o han estado dispuestos a ejercer a través de la escuela sobre el uso apropiado de los hijos de los teléfonos durante el horario escolar. Los padres, sin duda, se sienten en el dilema de considerar sus alternativas. Mientras tanto, nuestros hijos son muy a menudo abandonados a su suerte y están indefensos frente a los insultos y mentiras del espacio cibernético. Los padres son llevados a estas dos realidades con dosis iguales de miedo e incredulidad, pensando: "¡mi hijo nunca haría eso!"

Si los padres no están dispuestos a prestar su apoyo a las escuelas en el control de los teléfonos celulares, el control de estos debe ser primordial y estricto en las escuelas; aún si los padres saltan ante una represión hecha al estudiante.

Para colmo, los padres de los niños que son responsables de los ataques cibernéticos pueden no estar dispuestos a admitir o intervenir para prevenir el comportamiento antisocial de sus hijos. El impacto de esta actitud defensiva es una de las consecuencias debilitadoras para todos los involucrados. La tutoría y la orientación son cruciales, los adultos deben estar dispuestos a intensificar y hablar honestamente, abiertamente y con respeto en estos momentos de crisis para los niños. Cualquier adulto que evita estos momentos será recordado en una luz comprometida por los niños presentes. Se trata de cuestiones de justicia social (o injusticia) y son de suma importancia para el desarrollo moral temprano. La mayoría de los niños, especialmente si han estado en el mal, aún pueden estar en busca de orientación sobre lo correcto e incorrecto.

La compasión por los compañeros es un sentimiento fuerte entre los niños que han tenido un largo plazo dentro de la escuela Montessori, es decir quienes han estado en Casa de los Niños y después en Taller o primaria. Se crea un agente de unión inmutable entre el grupo; sin embargo, puede existir la ocasión en que se enfrenten con sentido discriminador a un niño, Los niños están en la edad de la socialización y no saben discriminar sabiamente en absoluto. El uso del móvil en la escuela Montessori es generalmente desconocida. Pero hay niños (y siempre hay un puñado) que no son plenamente capaces de dar un paso emocional ante las situaciones que son hirientes hacia quienes son muy vulnerables, a los abusos de los demás, o participar en la causa de comportamientos socialmente disruptivos. Los líderes escolares, los maestros y el personal tienen que tomar una postura firme, incluso en los incidentes que tienen lugar en la escuela, ya sea pequeño y aparentemente insignificante. Al igual que con cualquier infracción de falta de respeto, ya sea hacia otra persona, material escolar, o de los animales, el adulto tiene la obligación de llamar a los niños infractores juntos e investigar el incidente. El punto importante de la cuestión es la obligación que tienen de respetar a otras personas, así como ellos quieren ser tratados ellos mismos. Joseph Chilton Pearce, escribió en el prólogo a Resa Stendel Brown de "Un llamado a la brillantez" "... el estado de la emoción y la conciencia, mientras que estamos aprendiendo, es más importante para la aplicación de los conocimientos, que los que forman el componente académico de lo que se enseña".

Mientras evoluciona en el niño el conocimiento de su entorno, la disonancia intelectual o emocional que viene de él puede afectar negativamente a su capacidad para aprender. Estamos familiarizados con este fenómeno, de la dificultad que tiene el niño para conectar completamente, esto ocurre sin duda en el primer plano de desarrollo, así como en los planos posteriores. Lo contrario también es cierto-que el niño que está emocionalmente en paz es reservado y alegre. Su libertad para relacionarse con el entorno, con sus desafíos, en particular, y con el descubrimiento del aprendizaje es fácilmente observable por el uso de los materiales y sus interacciones con los otros niños.

Los adultos pueden perderse este momento oportuno, o bien traspasar o subestimar la necesidad de guiar a los niños desde el punto donde pueden causar tanto daño a sí mismos ya otros. Un punto que puede llevar al vacío social y emocional causado por la falta de dirección y orientación. Un punto también grave pues se observa el cuadro más grande de la justicia social buscada por la naturaleza y la búsqueda vulnerable del niño por lo que es verdadero y honesto, libre de desunión. Sabemos cómo sucintamente, pero la mano invisible con un sentido de misterio. La educación Montessori llega y mueve el alma del niño, le pide al niño a ser auto-consciente y consciente de los demás, se establece una guía humana unificadora entre una aparente dualidad: la libertad y la responsabilidad. Pero también sabemos que la vida de cada niño tiene elementos fuera del entorno del hogar o la escuela. Estos entran a veces en competencia con la misma alma, causando la disonancia cuando entran en conflicto con el objetivo más básico del niño de los niños: la construcción del ser humano.

Los padres y los maestros deben hacer lo que puedan, ¿qué ofrece nuestra propia conciencia a la vida de un niño, para ayudar en el proceso de construcción del niño, para ayudar en el proceso de construcción de la capacidad del niño y la responsabilidad? En última instancia, se trata de una respuesta significativa cuando el niño aprende "para hacerlo por sí mismo." Los ambientes familiares y escolares están diseñados para ofrecer los componentes de un trabajo significativo de creación de oportunidades para que el niño actúe de manera independiente y responsable, y lo hacen por la orientación y el seguimiento del niño.

El respeto del niño de sí mismo y por sí mismo es un punto de partida esencial de nuestro proceso y se recompensa al final, cuando estamos en el temor de la formación del carácter del propio niño. Se cumple en el desarrollo de la compasión del niño, en el despertar de su conciencia hacia los demás y en la comprensión del sentido de justicia social. Cuando nace la madurez social, la intimidación de cualquier tipo es, de acuerdo con la lógica de "hacer a los demás lo que desees que te hagan a ti" algo que no tiene cabida.

Traducción:  Tita Llerandi.

 

<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 1 de 56

Eventos del mes
<<  Julio 2017  >>
 Dom  Lun  Mar  Mie  Jue  Vie  Sab 
        1
  2  3  4  5  6  7  8
  9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     
Buscador
Visitas

Visitas hoy:49
Visitas este mes:1749
Visitas este año:49091
Visitas totales:298245
Activado desde:12-09-09
Últimas fotos