“La prisa es negativa, no explicar las cosas con calma puede dar lugar a equívocos. Hay que crear el clima para que los críos hagan preguntas y dar tiempo para que todo quede redondeado y que no queden flecos. Cualquier tema contado con calma y con entusiasmo capta el interés de los niños. Pero para eso hay que vivirlo, creértelo. Todo se queda dentro si no tienes tiempo para sacarlo”
Ana Etchenique

En el mundo en el que nos ha tocado vivir –que no es el mundo que vivieron nuestros padres, criar a un hijo es tarea que se presenta llena de novedades y un sin fin de puntos de interrogación que muchas veces encuentran como respuesta puntos suspensivos.

Criar a un hijo es, sin duda alguna la aventura más compleja en la que una pareja se puede meter… Y va en pareja, aun cuando la pareja esté dispareja y viva separada y en compañía de alguien más: los padres, siempre serán los padres, aun cuando no estén presentes.

Si bien es cierto que los niños son el regalo más maravilloso que podemos tener en nuestras vidas, criarlos representa uno de los retos más difíciles de lograr. La crianza es, debemos reconocerlo, la tarea más importante que realizamos los adultos para preservar nuestro paso por este mundo.

Y, ¿qué nos impulsa a entrar en esta carrera tan llena de situaciones complejas que a veces no nos da respiro? El amor.

El amor es el único motor que nos impulsa a permanecer “al pie del cañón”, listos para empezar otra vez, ansiosos de encontrar una vez más la sonrisa de quien nos hace desesperar más de una vez. Es el amor el que impulsó a nuestros padres y a nuestros abuelos y a sus padres y sus abuelos, y ha sido siempre el amor, ahí ha estado, en medio de cada familia que se dedica a criar un hijo.

Sin embargo, y a pesar de que el amor siempre está presente, el vertiginoso ir y venir de nuestros días nos impide, en muchas ocasiones, detenernos a contemplar nuestro hacer, observando los detalles que rodean nuestra convivencia con las criaturas que nos rodean.

crianza a fuego lentoVivimos en una sociedad en la que la competencia es la base del desarrollo humano. O nos adaptamos a su ritmo o perdemos. Pero… ¿y los niños? ¿Qué pasa cuando una criatura vive en un entorno cuyo ritmo no puede seguir? ¿Qué pasa cuando su espíritu se ve impulsado a perder sus sueños?

Como parte de la más delicada maquinaria creada por la naturaleza, los tiempos de cada niño están dirigidos por una fuerza que no podemos controlar. El niño, en su infinita perfección, tiene una fuerza que lo impulsa a “auto-construirse”. María Montessori identificó esa fuerza y observó su potencialidad en cada edad de cientos de niños alrededor del mundo y –curiosidad que a ella la asombró cuando concluyó su observación, todos los niños en todas las culturas de todas partes, siguen ritmos precisos, establecidos por algún motor secreto que los hace surgir y crear al hombre.

Entonces, ¿por qué insistir en que los niños sigan el ritmo de los adultos, sobre todo cuando los adultos de esta generación se empeñan en vivir vertiginosamente?

En un reporte de neurociencias leí “…Cabe decir que a día de hoy no existen estudios concluyentes que respalden la idea de que acelerar ciertas competencias, como es el caso de la lectura, en niños de 3 años o menos sea tan positivos, ni que repercuta a largo plazo en su desempeño académico. Lo que con seguridad se conseguirá es que, en muchos casos, los pequeños empiecen a conocer dimensiones como la frustración, el estrés y ante todo, tener que ajustarse a las expectativas del adulto".

Los niños están hechos de sueños y hay que tratarlos con cuidado.” También esa frase se me apareció por ahí. Están hechos de sueños que son incomprensibles para nosotros los adultos, pero son sueños que están forjando su personalidad, son la base de su infancia. Atención, que cuidar sus sueños no significa llenar su mente de fantasías de princesas, monstruos, súper héroes que vuelan y seres malvados que se quieren apoderar de los mundos. No. No. Sus sueños reflejan la inocencia que observa con ojos sabios la naturaleza que crea su entorno.

Todo a su tiempo, todo en su momento. Eso no quiere decir que dejemos de presentarles oportunidades de contacto con la lectura cuando los niños son aún pequeños, o que no les permitamos entrar en contacto con los números y sus misterios cuando son muy pequeños o que dejemos de fomentar actividades de rutinas con tiempos definidos para crear armonía y orden en casa. Desarrollar el sentido común es primordial cuando se trata de criar a un niño.

Últimamente se habla de “crianza respetuosa” o “slow parenting”. Cambiar nuestro "autoritarismo que presiona y exige" a una personalidad que manifieste liderazgo que facilita aprendizaje de manera amigable y amorosa. Presentar posibilidades que llamen la curiosa atención del niño y descubra por sí solo, a su tiempo y según sus necesidades, el conocimiento que esté escondido en cada actividad; hasta las actividades cotidianas más simples puede tener gran enseñanza.

La crianza a fuego lento es el fiel reflejo de esa corriente social y filosófica que nos invita a ir más despacio, a ser más conscientes de los espacios que nos envuelven.

Es importante poner atención en algunos puntos que ayudarán a disminuir nuestras expectativas en la crianza de nuestros niños, tengamos presente que, por ejemplo:

La necesidad básica de un niño es descubrir el mundo...

No somos los amigos de nuestros hijos, somos sus madres y sus padres. Nuestro deber es amarlos, guiarlos, ser su ejemplo y facilitar su madurez sin presiones...

La creatividad es el arma de los niños, siempre será mucho mejor una crayola y un pedazo de cartón reciclado que una Tablet, un teléfono celular o un control de videojuegos...

El entorno natural será siempre el mejor, permitirse compartir tiempo con tus hijos en espacios tranquilos...

La crianza respetuosa, a fuego lento, los hará entrar en contacto con su esencia más pura y nosotros como adultos regresaremos a nuestro centro, por lo tanto: evitemos los gritos...

El uso de las recompensas no siempre es adecuado: corremos el riesgo de que nuestros hijos se acostumbren a esperar siempre gratificaciones sin comprender el beneficio intrínseco...

Decir que no y ponerles límites no les va a generar ningún trauma, es necesario...

La crianza respetuosa hace uso intenso de la comunicación, de la escucha y la paciencia. Un niño que se siente atendido y valorado es alguien que se siente libre para conservar esos sueños de infancia y darles forma en la madurez. Tiempo, ese es el nombre del mejor regalo para los niños. No lo venden en jugueterías ni tampoco por internet. Solo se encuentra en nosotros, en nuestra disposición y en ser conscientes de que un cuento no debe leerse en 2 minutos.  

Tengamos muy presente que: dedicarles tiempo a los niños no significa dejarles el celular, dejar a su disposición la tableta o prender la televisión en su canal favorito. Eso no es educación, ni cariño, ni afecto.

La infancia es una de las etapas más importantes de la vida en la que se entreteje la tela de nuestra evolución. Así, los niños están inmersos en miles de cambios que a veces los adultos ni siquiera percibimos y que, por lo tanto, nos perdemos si no estamos atentos.  

Recordemos que "el niño es el constructor del  hombre".  Ese es el secreto de la infancia que descubrió la Dra. Montessori.

 

montessori y kellerHelen Keller, quien se refirió a sí misma como un "producto de Montessori" y su maestra Anne Sullivan le regalaron esta fotografía a la Dra. Montessori en julio de 1913  como agradecimiento y testimonio de los logros y hazañas pedagógicas logradas.

María Montessori se refiere a Hellen Keler y Ann sullivan en el prefacio de su Manual Personal (Nueva York 1914), en el que escribe:

"Si un prefacio es una luz que debe servir para iluminar el contenido de un volumen, elijo, no palabras sino figuras humanas para ilustrar este pequeño libro destinado a entrar en contacto con las familias en las que los niños están creciendo. Por lo tanto, recordar aquí, como un símbolo elocuente, a Helen Keller y a la señora Anne Sullivan Macy, que son, por su ejemplo, maestras, adornos del milagro en la educación viviente.

De hecho Helen Keller es un maravilloso ejemplo del fenómeno común a todos los seres humanos: la posibilidad de la liberación del espíritu del hombre a través de la educación de los sentidos. Aquí radica la base del Método de la educación del que el libro da una idea sucinta.

Si uno solo de los sentidos fue suficiente para hacer de Helen Keller una mujer de cultura excepcional y una escritora, ¿quién mejor que ella puede demostrar la potencialidad de este método de enseñanza que se basa en los sentidos? Si Helen Keller logra a través de regalos  naturales una concepción elevada del mundo, ¿quién mejor que ella para demostrar que en el hombre está el espíritu dispuesto a revelarse?

Helen, acerca a tu corazón a estos pequeños niños, ya que, mejor que todos los demás, te entenderán. Ellos son tus hermanos menores: cuando, con los ojos vendados y en silencio, tocan con sus manos pequeñas, surgen profundas impresiones en sus conciencias, y exclaman con una nueva forma de felicidad: “Yo veo con mis manos.” Ellos solos, entonces, pueden comprender plenamente el drama del misterioso privilegio que tu alma ha conocido. Cuando, en la oscuridad y en silencio, su espíritu queda libre para expandirse, su energía intelectual se redobla, se vuelven capaces de leer y escribir sin haber aprendido, casi como si fuera por intuición, ellos, sólo ellos, pueden comprender, en parte, el éxtasis con el que Dios te obsequió en el luminoso sendero del aprendizaje.”

caminar linea vintageDurante sus observacdiones durante la Pan-American Exto, Anne Sullivan, comentó, refiriéndose a su método de enseñanza y al de María Montessori: “A esa maravillosa mujer, la Dra. María Montessori, pertenece el honor y la eterna gratitud de la humanidad por haber sistematizado estas ideas de la educación y plasmarlas en su libro,… un libro que es a la vez un emocionante documento humano, un libro de texto científico, una profecía y una antorcha para todos aquellos cuyo trabajo es enseñar a los niños pequeños. La Dra. Montessori aprendió, como yo aprendí, y como todo profesor debe aprender, que sólo mediante la libertad pueden los individuos desarrollar auto control, independencia, fuerza de voluntad e iniciativa. No hay educación si no es auto - educación. No hay disciplina efectiva si no es autodisciplina. Todo lo que los padres y maestros pueden hacer por el niño es rodearlo de condiciones adecuadas. Él hará el resto; y las cosas que haga por sí mismo serán las únicas que realmente cuenten en su educación.”

 

Agradecidos con la vida por permitirnos estar en contacto con niños maravillosos y constatar, día a día, el milagro de la creación del hombre en cada uno de los pequeños que han pasado por nuestros Ambientes Montessori durante estos 30 años.

 

 

caja viajera 1

Este ciclo escolar, los colegios de Cancún y Playa del Carmen han intercambiado sus "Cajas Viajeras" con el fin de enriquecer el número de títulos que los niños tienen a disposición, haciendo que las cajas realmente sean "viajeras".  El recibimiento de los niños fue el esperado: emoción y alegría de encontrar nuevos títulos.

caja viajera 3Teniendo como antecedente la misión definida por la UNESCO para las bibliotecas públicas, que es el de contribuir al desarrollo integral de los miembros de una comunidad determinada y a su propia identidad, con la participación de la comunidad, actuando como puente entre la cultura acumulada y el libre acceso de dicha comunidad a la información, conocimiento y recreación; Montessori se ha preocupado y ocupado en poner a disposición de los niños este gran proyecto, que, como lo dice la UNESCO es un trabajo de participación de toda la comunidad, es por eso que los padres aportan una cantidad para comprar libros y enriquecer cada vez más las cajas que, intercambiándose, aumentan en número considerable la variedad de textos que los niños pueden leer.  Sin lugar a dudas, la participación de los padres es indispensable,  no sólo para la compra de los libros, sino para dar seguimiento en casa de la lectura de los libros. 

caja viajera 4

La lectura alimenta la imaginación, la imaginación es la fuente de la creatividad y la creatividad es el motor del hacer con trascendencia.  El día de ayer los niños, sentados alrededor del kiosco, escucharon un par de audio cuentos.  Sus ojos brillaban, mientras sonreían o se sorprendían con la historia que escuchaban.  Sus mentes componían imágenes que daban vida a las historias que escuchaban, pues, al ser cuentos inéditos, sus mentes no estaban predispuestas a imágenes preconcebidas.  Cuando los niños tienen acceso a experiencias de este tipo, sus cerebros desarrollan conexiones neuronales que despiertan zonas cerebrales que se ocuparán en procesos creativos altamente enriquecedores.  La lectura, sin duda, incrementa la plasticidad neuronal, también denominada neuroplasticidad, plasticidad neural o plasticidad sináptica, que es la propiedad que emerge de la naturaleza y funcionamiento de las neuronas cuando éstas establecen comunicación, y que modula la percepción de los estímulos con el medio, tanto los que entran como los que salen. Esta dinámica deja una huella al tiempo que modifica la eficacia de la transferencia de la información a nivel de los elementos más finos del sistema. Dichas huellas son los elementos de construcción de la cosmovisión, en donde lo anterior modifica la percepción de lo siguiente.

caja viajera 2Todos los días los niños tienen un tiempo para visitar la exposición de libros que son colocados sobre mesas para que se puedan visualizar bien las portadas, pueden hojearlos y, si les gusta alguno, llevarlo a casa en un portafolio especial para cuidar que no sufra daño durante la transportación.  Ya en casa, puede compartirlo con la familia y tenerlo el tiempo necesario que le lleve disfrutar de la lectura completa del texto; entonces, regresará el libro y lo podrá cambiar por uno nuevo.

Agradecemos infinitamente la participación que han tenido en este proyecto, tanto para la adquisición de los libros, como en el seguimiento de la lectura, compartiendo con los niños el gozo que da sentarse un rato a disfrutar de un libro.

Los invitamos a seguir participando.  Recordemos que el hábito de la lectura  es el mejor regalo que les podemos dar a nuestros niños, pues les entregamos la llave maestra para abrir cualquier conocimiento.

 

 

 

<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 7 de 93

Eventos del mes
<<  Julio 2017  >>
 Dom  Lun  Mar  Mie  Jue  Vie  Sab 
        1
  2  3  4  5  6  7  8
  9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     
Buscador
Visitas

Visitas hoy:50
Visitas este mes:1750
Visitas este año:49092
Visitas totales:298246
Activado desde:12-09-09
Últimas fotos