Escrito por Céline Hameury en Montessori Hoy


creatividad 1Sir Ken Robinson, tanto en el artículo de prensa, en la entrevista con Punset como en su conferencia en Ted, nos habla de la importancia de la creatividad, nos cuenta sus beneficios, y critica la poca creatividad que en su opinión hay en las escuelas.

Comparto su punto de vista, sin embargo, también me habría gustado, entrever propuestas de solución a este problema. Es decir, en la práctica, ¿cómo podemos mejorar la creatividad en nuestros alumnos? Si bien es verdad que no existen las recetas perfectas en educación, me gustaría tratar de analizar las diferentes formas de fomentar la creatividad en las escuelas infantiles.

Hablando con mis colegas en las escuelas infantiles tanto públicas como concertadas o privadas de mi ciudad, pude observar como muchas profesoras utilizan la fantasía para introducir y trabajar la creatividad. Piensan que a base de cuentos fantásticos, pueden fomentar la imaginación y así la creatividad de los más pequeños.

creatividad 2Así que me puse a tratar de definir los términos creatividad, imaginación y fantasía para ver si existía una correlación entre ellos. Según la RAE, la creatividad es “la facultad de crear o la capacidad de creación. “ La fantasía, es la facultad que tenemos para crear en nuestro cerebro sucesos, imágenes mentales que no pertenecen a la realidad conocida.” La imaginación, es muy parecida a la fantasía, es la facultad que tenemos para representarnos mentalmente imágenes y hechos reales o ideales.

Parece ser, por consiguiente, que leer a los niños cuentos fantásticos, y hablar sobre ellos, no es bastante para desarrollar su actitud creativa, porque al escuchar los cuentos, solamente usan su imaginación o su fantasía pero no crean nada nuevo.

En otras ocasiones, observe una amiga y compañera de trabajo, proponer un taller de arte a los niños de 4 años de edad, con este mismo objetivo. Les proponía, tal como se ve en el taller propuesto en el vídeo de Punset, muchos materiales y libertad para “crear” con ellos. Pero como bien nos lo dice la Doctora Montessori en su libro La educación de las potencialidades Humanas:

“Los educadores modernos sostienen que al niño hay que dejarle libertad para que aprenda lo que más le guste, sin ningún tipo de preparación previa de su interés. Eso es como construir sin tener una base firme; se parece a las posturas políticas que brindan libertad de palabra u de voto, pero no educación; ¡hay derecho a expresar las ideas, pero no hay ideas que expresar ni poder de reflexión! Lo que necesita el niño, tanto como la sociedad, es que lo ayuden a edificar sus facultades mentales, sin dejar nunca de lado el interés, así podrá crecer de forma natural y en libertad.” (M. Montessori, 1948)

Si volvemos al artículo propuesto, Sir Ken Robinson nos dice que las claves son: La pasión, el interés, la práctica y el esfuerzo continuo. Podemos concluir según lo que nos dice la doctora Italiana y el profesor Robison, que dejar que los niños trabajen el arte, con diferentes materiales y técnicas tampoco es bastante para despertar en los niños la creatividad, porque aunque pueda que sea de mucho interés para algunos de los niños, puede que no sea más que un pasa tiempo para los demás.

Entonces, ¿cómo conseguir que cada alumno y alumna encuentre este “don” que tiene desde el nacimiento? Y sobre todo ¿cómo invitarle a que lo desarrolle, que lo fortalezca, que lo domine?

creatividad 3Una vez más encontré la solución en las propuestas de la Doctora Montessori. Efectivamente, Montessori propone, desde casi el nacimiento preparar el ambiente de manera que el niño tenga libre acceso a todos los materiales. Estos materiales son científicamente diseñados para responder a las necesidades de los niños, y darle la oportunidad de, según su interés, descubrir todas las áreas del conocimiento. Cada material es previamente introducido por una educadora formada. Y una vez que el niño este introducido en los diferentes aparatos, está libre de investigar, profundizar, CREAR. Además al no existir ninguna rigidez temporal estructurada, el niño tiene toda la libertad de practicar, repetir y finalmente dominar su ejercicio.

Al igual que Sir Ken Robinson, estoy convencida de que la creatividad no tiene por qué ceñirse al arte, sino que en cada trabajo, en cada actividad, se puede ser creativo. Desde adornar la clase con un ramo de flores, poner la mesa, escribir un poema, pero también resolver un conflicto o proponer un nuevo tema de estudio. Y que un niño que es capaz desde la más pequeña infancia, al igual que los co-creadores de google, de explorar su mundo en total libertad, de modificar su entorno, de descubrir lo que le apasiona y dedicarse a ello plenamente, será un adulto lleno, seguro de sí mismo, con una paz interior que le ayudará a crear en su propio ámbito y mejorar así su entorno, es decir, mejorar la sociedad en la cual vivimos todos.

Share/Save/Bookmark
Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."