Mi hijo tiene tareas

La tarea de la escuela para hacer en casa termina siendo, a veces, fatigosa para los padres. Analicemos un poco, las tareas cumplen distintos objetivos:

- repasar algún contenido nuevo visto en clase.
- corregir errores del día
- buscar información en otras fuentes, fuera de la escuela
- diseñar trabajos individuales o en equipo
- realizar alguna maqueta o producir algún material

No está de más aclarar que la tarea es para el niño.

¿Mamá, me ayudas?

Muchas veces la tarea se convierte en una obligación para los papás, más que para los niños. Esto sucede, especialmente cuando las actividades que la escuela propone no son significativas para el niño y no le imponen ningún desafío.

sueño 1

La escuela debe realizar una autocrítica y modificar sus pautas cuando los niños se aburren haciendo la tarea escolar. El aprendizaje puede ser costoso, fatigoso pero no debe aburrir ni desinteresar. En muchas casas existe la costumbre de que el niño no puede resolver nada si su madre o algún adulto no está sentado con él.

 

Es importante que los niños adquieran autonomia en el trabajo escolar. Para esto los papás pueden colaborar pero de otra forma.

Ayudar a organizarse

Uno de los puntos más importantes en este aspecto no es darle la respuesta correcta, sino ayudarlo a organizar el tiempo y el espacio de trabajo. Es importante que los papás fijen desde un comienzo el momento para hacer la tarea. El tiempo depende de las características de la organización familiar. NO es conveniente que la tarea escolar sea la última actividad del día. Los niños están cansados y los papás también. Una vez establecido el tiempo de la tarea, que deberá respetarse siempre, es necesario definir un espacio.

La tarea no debe realizarse en la cama, ni en mediode ollas, ni en el carro. Encontremos un lugar propio y adecuado, una mesa limpia y despejada.

Acostumbremos a nuestros hijos a trabajar en ambientes tranquilos. No es necesario ni conveniente que el lugar esté absolutamente silencioso, puesto que es bueno habituarse a trabajar en un ambiente natural. Es aconsejable evitar fuentes de distracción como la televisión. Si es posible escuchar una música suave, que puede ayudarlo a relajarse. Por último, es necesario establecer un pacto con los niños; primero la tarea que es una obligación y luego los juegos y entretenimientos. Debemos crear sentido de responsabilidad en ellos.

Los papás pueden mirar la tarea pero no corregirla. Si los adultos corrigen los errores del niño, le quitan al docente la posibilidad de verificar el resultado del aprendizaje. El ERROR ENSEÑA.

Antes de ir a dormir , debemos pedir a los niños que revisen las mochilas para cerciorarse de que guardaron lo que necesitan para el siguiente día.

 

Bibliografía: El gran libro de la familia tomo 2
Editorial Eman páginas 272 y 273

Recopiló : Martha Fonseca
Guía Casa de los Niños
Ambiente Azul

 

Estas frases nos recuerdan la importancia de la relación que tenemos con todos los niños. Son frases sencillas de la pedagogía Montessori, pero si se reflexionan un poco más a fondo, en cada una se encierra gran sabiduría.


Los niños aprenden de lo que los rodea.


Si criticas mucho a un niño, él aprenderá a juzgar.


Si reconoces sus logros, él aprenderá a valorar.


Si se le muestra hostilidad al niño, él aprenderá a pelear.


Si se es justo con el niño, el aprenderá a ser justo.

love 2Si se ridiculiza al niño con frecuencia, él será una persona tímida.


Si el niño crece sintiéndose seguro, aprenderá a confiar en los demás.

Si se denigra al niño con frecuencia,
se desarrollará en él un malsano sentimiento de culpa.


Si las ideas del niño son aceptadas con regularidad,
él aprenderá a sentirse bien consigo mismo.


Si se es condescendiente con el niño, él aprenderá a ser paciente.


Si se alienta al niño en lo que hace, ganará seguridad en sí mismo.


Si el niño vive en una atmósfera amigable y se siente necesario,
aprenderá a encontrar amor en el mundo.


No hables mal del niño, ni cuando está cerca, ni cuando no lo está.


Concéntrate en el desarrollo de lo bueno del niño de tal manera
que sencillamente no quede lugar para lo malo.


Escucha siempre al niño y respóndele cuando él se acerque a ti
con una pregunta o un comentario.


Respeta al niño aunque haya cometido un error.
Lo corregirá ahora o quizá un poco más adelante.


Estar dispuesto a ayudar a un niño busca algo, pero también estar dispuesto
a pasar desapercibido si él mismo ya ha encontrado lo que busca.

 

Una sociedad inclusiva es aquella que reconoce que todas las personas tienen el mismo valor, sólo por la condición de ser humanos. La inclusión en la comunidad se da desde la primera infancia y debe suceder durante toda la vida.

inclusion 3 Montessori siempre se ha caracterizado por ser un programa educativo inclusivo en el que todos los niños pueden convivir y pertenecer a los grupos de trabajo que se forman en sus colegios. Recordemos que María Montessori comenzó a idear el Método de Pedagogía Científica a partir del momento en el que entró en contacto con niños que estaban en un centro de salud mental, lo que los hacía estar relegados por ser considerados "idiotas".

Afortunadamente, no sólo el uso de palabras denigrantes y la forma de trabajar con los niños de capacidades diferentes ha cambiado, sino que cada vez más, existen médotos pedagógicos que ayudan a que estos niños sean incluidos en las escuelas. 

inclusion 1Todo eso está muy bien, pero ... hay  puntos específicos en los que debemos detenernos a pensar:

¿Realmente son aceptados entre la sociedad, incluidos en las actividades extra escolares y vistos como parte de los círculos sociales más allá del tiempo escolar?

¿Se favorece la aceptación no sólo de esos niños, sino también de sus familias?

¿Promovemos, como padres de niños "normales", la tolerancia, el respeto, la comprensión, la paciencia, la flexibilidad de pensamiento, entre nuestros hijos hacia esos niños "diferentes"?

Generalmente, los padres que buscan la pedagogía Montessori tienen como motivación principal los valores. Saber que Montessori es una filosofía de vida que parte de la Educación por la Paz les da la confianza de que sus hijos podrán crecer en un ambiente de armoniosa fraternidad en donde los Guías promueven, a través de actividades diarias de convivencia social, que los niños no sólo aprendan sino que vivan y practiquen esos valores; sin embargo, eso valores se siembran en casa y la escuela es sólo el terreno en el que se ven crecer. 

Cuando las familias no viven esos valores, es muy difícil lograr la comprensión hacia los niños que no perciben la vida de la misma forma. Ahora bien, ¿a quiénes les llamamos hijos "normales"? 

inclusion 2Todos los niños son perfectos. Todos los niños son especiales porque son niños. No hay adjetivo que describa mejor a un niño que "especial".  Si partimos de esa idea y la enseñamos en casa, no tenemos por qué recibir frases de tristeza o enojo de nuestros niños.  Los niños aprenden a comunicarse siguiendo las pautas que escuchan en casa. Si nosotros fomentamos las ideas de respeto, de aceptación, de toleancia, de paciencia, de flexibilidad de pensamiento ante las diferencias que otras familias puedan tener en sus usos y costumbres, será más fácil para los niños convivir con compañeros que se muestren de manera diferente a la que ellos acostumbran.

Es común que en  casa se les diga a los niños: "ya te diste cuenta de que es especial porque tiene un síndrome", "como ves, su cuerpo se ha desarrollado de manera diferente" o se buscan diferentes explicaciones que den a entender a los niños que deben aceptar a ese compañero porque es notorio que tienen alguna situación, enfocando y resaltando esos puntos negativos; o bien, refiriéndose a algunos compañeros que se dan a conocer por ser agobiantemente insistentes, extremadamente sensibles, enojones, etc., y son causantes de situaciones desagradables. Pero ... también es cierto que siempre hay niños intolerantes que los discriminan y segregan.  En estos casos, ¿quienes son los "normales"?

Busquemos el punto medio, el punto que enlaza, el punto que armoniza y da balance en las relaciones: el amor.   

inclusionLa pedagogía Montessori es una pedagogía de amor: respeta al niño tal y como es, sin juzgarlo, sin etiquetarlo, preparando un ambiente en el que encuentre todas las herramientas que hagan posible el desarrollo de su caracter de tal modo que pueda incorporarse a la sociedad a la que pertenece, siendo productivo y cooperando con sus mejores atributos para que toda la comunidad se favorezca de ellos.

Montessori es una escuela inclusiva y a pesar de eso, se mantiene como una comunidad pequeña. ¿Será porque no todas las personas están dispuestas a cambiar su estilo de vida? Es un hecho que para poder crear una verdadera Comunidad Montessori, todas las familias necesitan preparar amorosos ambientes de inclusión en donde los valores de respeto, paciencia, comprensión, tolerancia, flexibilidad de pensamiento, solidaridad, etc.,  no solo se promuevan sino que se vivan.

Seamos una comunidad inclusiva, desde el corazón de nuestras familias. 

 

 

<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 1 de 91

Eventos del mes
<<  Marzo 2017  >>
 Dom  Lun  Mar  Mie  Jue  Vie  Sab 
     1  2  3  4
  5  6  7  8  91011
12131415161718
192021222425
262728 
Buscador
Visitas

Visitas hoy:6468
Visitas este mes:8811
Visitas este año:14848
Visitas totales:264002
Activado desde:12-09-09
Últimas fotos